Search
Close this search box.

La fundación de Cali.

En el suroccidente colombiano, la ciudad de Santiago de Cali se convierte en importante parte de la historia colombiana que ha dado forma al Valle del Cauca. La fundación de Cali, marcada por la llegada de los conquistadores españoles en el siglo XVI fue el inicio de una ciudad con una historia fascinante que sentó las bases para una era transformadora que alteraría la identidad cultural de la región.

Un asentamiento indígena próspero

Antes de la llegada de los españoles, Cali estaba habitada por comunidades indígenas que poseían una cultura rica y un conocimiento profundo de la tierra. Durante los primeros diez siglos de nuestra era, se formaron sociedades indígenas con características regionales distintivas. En la zona suroccidental, los cacicazgos nativos lograron una complejidad social y política notable, acompañada de un florecimiento cultural sin precedentes.

Estas comunidades llevaron a cabo numerosas obras cívicas, como la construcción de aterrazamientos artificiales en las laderas, conocidos como “tambos”, que servían de base para las viviendas y estaban esparcidos entre los campos de cultivo. También fabricaron piezas de orfebrería con oro de alta calidad o tumbaga, que jugaron un papel crucial en las ceremonias y rituales indígenas.

La llegada de los conquistadores españoles

En 1536, el conquistador español Sebastián de Belalcázar, siguiendo las huellas de oro y gloria, llegó al Valle del Cauca en su expedición hacia el sur del continente. Tras someter a los pueblos indígenas y encontrar oro en la región, el 25 de julio de ese mismo año, Belalcázar oficializó la fundación de la ciudad. Decidió fundar una ciudad en un sitio estratégico, rodeado de ríos y con un clima favorable, por lo que rápidamente se convirtió en un importante centro comercial y agrícola, atrayendo a colonos, comerciantes y aventureros de todas partes.

Cali en nuestros días

Cali conserva un rico legado histórico y cultural, evidente en su arquitectura colonial, sus tradiciones y festividades. La ciudad alberga numerosos museos, iglesias y monumentos que narran su pasado colonial. Además, Cali es reconocida por su escena cultural, que incluye salsa, música urbana, carnavales y una amplia oferta gastronómica.

En la actualidad, Cali es la segunda ciudad más poblada de Colombia y un importante centro económico, industrial y cultural del país. Además, la ciudad tiene un gran potencial para seguir creciendo y desarrollándose a buen ritmo, por lo que su población puede sentirse orgullosa.

 

X: @Co_ilustres

Facebook: Colombianos Ilustres

Instagram: @co_ilustres

LinkedIn: Colombianos Ilustres

Kenny

Blogger | Redactor de contenido | Copywriter | Traductor.